Una parte del cuerpo que, sin lugar a dudas, va a revelar el paso de los años en una persona (hombre o mujer) son las manos. De hecho, no es raro ver a alguna famosa en la T.V. con un rostro sumamente juvenil, pero con unas manos totalmente envejecidas.
Pero, ¿cuáles son las señales que indican manos envejecidas?. Entre ellas, las manchas (lo que indica que el bloqueador diario no sólo debe ir en el rostro, sino también en las manos); la pérdida de volúmen, lo que acentúa la visibilidad de las venas (haciéndolas parecer más anchas y sobresalientes) y de la estructura ósea (manos “huesudas”); y claro, las arrugas. Todo esto hace que tengan un aspecto maltratado y envejecido. Así que, aunque su rostro y cuello diga “Princesa Diana”, sus manos pueden decir “Maléfica”.

Muy bien, pero no nos lamentemos, existen tratamientos que ayudan a devolver la juventud y lozanía a tus manos. Además de un buen fotoprotector y crema humectante, una buena alimentación y protección contra el frío y agentes químicos (como el lavaplatos), usted puede optar por el lipofilling.

¿Qué es el lipofilling?, es el injerto de grasa extraída de su propio cuerpo. Este es un proceso sencillo que consiste en retirar un poco de grasa de alguna zona del cuerpo en la que se ésta se encuentre acumulada y transferirla a las manos. Esta es una técnica muy usada en el rejuvenecimiento facial y de cuello. Su uso en manos ha tenido muy buenos resultados.; y al ser grasa de su propio cuerpo, no se corre el riesgo de reacciones alérgicas o efectos secundarios.

Con el lipofilling, las manos recuperan volumen, la piel se vuelve más tersa y; en general, se perciben como manos más jóvenes y frescas.

Saludos cordiales,

Dr. Roni Luna

WordPress Themes