Pues si, como todo, la liposucción tiene sus límites.

Una persona, no puede someterse a cirugías de liposucción, por más pequeñas que fueran, de forma indeterminada. ¿Cuál es el motivo?, por lo menos, citaré tres.
El primero, cuando se realiza una liposucción, que es el retiro de cierta cantidad de grasa (resalto “cierta cantidad”), el cuerpo, como parte del proceso de recuperación, genera cicatrices internas. Por lo tanto, mientras más procedimientos quirúrgicos de remoción de grasa, más cicatrices internas se generarán.

En segundo lugar, no todo lo que parece “gordura” se soluciona con una liposucción. De hecho, muchas personas que se sometieron a esta cirugía, por más grasa que se retiraron, aún queda una percepción de volumen indeseado. Esto sucede cuando la liposucción no es la solución, sino probablemente un procedimiento de retiro de exceso de piel. Esto puede suceder en el abdomen, en las piernas, en los muslos, etc.

En tercer lugar, una liposucción no es un método de control de peso o de reducción de peso. Esta cirugía es un ajuste drástico de lo que no se puede eliminar con una alimentación adecuada ni ejercicios. Es decir, la liposucción no es para personas con sobrepeso. Los invito a leer el blog específico que hice al respecto. El motivo principal, es que el cuerpo humano resiste el retiro limitado de grasa. Retirar un volumen de grasa mayor a este límite es poner en riesgo la salud y vida del paciente.

Muy bien, ahora que conoce los límites, asegúrese de que no le ofrezcan hacerse la liposucción sin cuestionar.

Saludos cordiales,

Dr. Roni Luna

WordPress Themes